Acuerdo escolar de convivencia

autoridades

Equipo directivo

Consejo Directivo

PALABRAS DE LA DIRECTORA

Conocer la escuela, comprender la trama de relaciones vinculares, reconocer sus manifestaciones, identificar sus símbolos es una tarea compleja que requiere básicamente aprender a mirar y a escuchar para construir, sobre ella, un saber válido. Para construir ese saber durante el año 2010, iniciamos todos los miembros de la comunidad educativa la elaboración del Acuerdo Escolar de Convivencia.

El propósito fue discutir, analizar y actualizar el Reglamento Interno a fin de ampliar nuestras concepciones de disciplina y convivencia escolar.

El motivo fue la preocupación como educadores de que la escuela resulte anacrónica frente a los cambios sociales; que sus modos de actuar pierdan significación, que la rutina en los modos de hacer, excluyan la reflexión, es decir la posibilidad de pensar detenidamente en los acontecimientos cotidianos.

El AEC es una construcción colectiva pensada como el eje vertebrador de la vida institucional, válida en este momento de nuestra historia escolar y social donde se cruzan la multiplicidad de miradas, sentires y decires de todos los miembros de la comunidad.

La escuela a través de este AEC pone de manifiesto la búsqueda de caminos donde el conocimiento, el reconocimiento y la valoración mutua sean el eje de las relaciones. Caminos que se construyen con la participación de padres, docentes y alumnos, y es en ese hacer cotidiano donde nos apropiamos y damos cuenta de nuestros modos de ser escuela.

En él se ponen de manifiesto los valores sostenidos desde el mandato fundacional de la escuela, en la década del 60, valores traducidos en normas necesarias para hacer de la convivencia el instrumento necesario, para realizar nuestra tarea de manera armónica, recuperando lo pedagógico como campo hegemónico de los docentes.

Pensamos en acordar criterios que favorezcan un clima de respeto mutuo y ayuden a que todos se sientan partícipes de lo que ocurre, asumiendo compromisos e interviniendo críticamente. Que en todas las instancias de la enseñanza, exista una predisposición que potencie las posibilidades de aprender de escuchar y participar, para que cada uno pueda desarrollarse y expresar su creatividad y personalidad.

El AEC es un proyecto de mejora resultado de la construcción y participación colectiva, sólo nos resta implicarnos en su puesta en marcha y en comprometernos en su revisión periódica.

 

Lic. y Prof. Gabriela Abbate

RELATO DEL PROCESO DE PRODUCCIÓN

En el año 2010 en el marco de los cambios propuestos en las escuelas secundarias de la Provincia de Córdoba y bajo la prescripción de la Resol. 149/10, el Instituto Juan Zorrilla de San Martín comienza el proceso de elaboración del Acuerdo Escolar de Convivencia, sustitutivo del Reglamento Interno, con la finalidad de ampliar la mirada sobre la convivencia desde una perspectiva multidimensional centrada en los valores que sostiene la institución. La intensión es generar cambios en la regulación de las relaciones interpersonales y construir entre todos, mejores condiciones de participación que favorezcan instancias de diálogo, mejore el clima institucional y promuevan la resolución pacífica de los conflictos, internalizando el valor de las normas y el ejercicio de la ciudadanía. La elaboración del AEC fue un proceso en etapas que involucraron a todos los actores institucionales.

A comienzos del ciclo lectivo 2010, se conformó una Comisión integrada por cinco profesores que se ofrecieron voluntariamente y coordinada por la Psicóloga del colegio que inició el proceso con la revisión del Reglamento Interno a partir de la resolución 149/10.

En una segunda instancia la Comisión organizó talleres de reflexión que se llevaron a cabo con cada curso: Elaboraron un cuestionario abierto como instrumento de recolección de datos y prepararon a dos alumnos y al preceptor, para que cumplieran los roles de coordinadores y de observadores no participantes, a cargo del registro etnográfico. Al finalizar el taller, presentaban a la comisión los registros y las respuestas producidas por todo el curso en relación al cuestionario. La Comisión trianguló los datos de cada curso y elaboró informes parciales y un informe general de síntesis de los datos correspondientes a los alumnos.

En una tercera etapa, la Comisión trabajó con una encuesta semi estructurada para los padres invitándolos a revisar y evaluar el Reglamento Interno, pudiendo ellos realizar observaciones y propuestas. La Comisión elaboró una síntesis de los datos aportados por los padres.

En la cuarta etapa la Comisión trabajó con los docentes y preceptores con un cuestionario abierto sobre el Reglamento Interno. Se organizó un debate para cruzar los datos obtenidos de los talleres con alumnos y síntesis de los padres.

Al inicio del año lectivo 2011, la Comisión trianguló datos de alumnos, padres, docente y preceptores y redactó un Documento Preliminar.

Para la revisión del Documento Preliminar se amplió la comisión inicial y se integraron los docentes con horas institucionales.

La principal dificultad fue “abandonar” el concepto de disciplina subyacente en el Reglamento Interno para comprender el AEC en el sentido amplio de la convivencia institucional. Comprensión que nos implica en un ejercicio cotidiano de análisis en profundidad de las situaciones y de involucramiento de todos los actores.

El principal logro de este proceso de análisis institucional, consistió en poder cuestionar el Reglamento Interno, y frente a esa posibilidad, la mayor parte de la comunidad consultada, resaltó el valor de la palabra como esencial en la organización de la convivencia escolar.

FUNDAMENTACIÓN

El Instituto Zorrilla es una escuela de gestión privada con Orientación En Economía y administración (Res.668/11). Mantiene la misma orientación, con diferentes denominaciones según los cambios de planes, desde su fundación en 1960.

Es una Asociación Civil integrada por la totalidad de los docentes titulares y cuenta con diferentes estamentos para garantizar la participación de todos los miembros de la comunidad educativa.

Representantes de los docentes, elegidos en asamblea anual, integran el Consejo Directivo, principal órgano de gestión administrativa. Los Profesores, Jefes de Departamento de Materias Afines, forman parte del GAD (Grupo de Asesoramiento Departamental), realizando funciones de asesoramiento pedagógico centradas en la profesionalización docente en colaboración con la Dirección.

Los padres forman parte de la Asociación Cooperadora y del Club de Madres. Cuya principal función es integrarse activamente a la vida institucional para colaborar en el sostenimiento de la escuela y generando proyectos que aglutinen los intereses de las familias.

Los alumnos tienen su propio espacio de participación y ejercicio democrático, en el Centro de Estudiantes que lleva adelante proyectos de interés estudiantil.

Todos los estamentos trabajan de manera integrada con la gestión pedagógica que está a cargo del Equipo Directivo (Directora, Vice Directora, Secretaria y Gabinete Psicopedagógico). El eje principal de todas sus acciones es fortalecimiento de la Enseñanza y el Aprendizaje, tarea esencial de la escuela.

La propuesta educativa se fundamenta en el PEI y en el Ideario Institucional, cuyos principales valores, considerados imprescindibles y que queremos sostener en este AEC, son:

  • Respeto a la libertad de conciencia
  • El diálogo y el reconocimiento del otro como diferente
  • La solidaridad entre los miembros de la institución y la comunidad
  • El sentido de pertenencia a la comunidad escolar
  • La honestidad
  • El respeto por el ambiente, por el mobiliario, por el equipamiento y por el edificio escolar
  • La formación de ciudadanía
  • El alto nivel académico y profesional

Entendemos que “convivir” es vivir en compañía de otros con quienes estamos en constante interacción, gestando lazos, vínculos, relaciones y proyectos institucionales compartidos.

Pensamos la convivencia como una construcción dinámica, en permanente cambio, susceptible de ser cuestionada o revisada por los miembros de la comunidad para poder interactuar armónicamente en un marco normativo que garantice el ejercicio de los derechos y los deberes de todos los actores institucionales. Las normas de convivencia deben cimentarse en el respeto mutuo, la honestidad, la solidaridad, la responsabilidad individual y social y la comunicación, subrayando el papel de la palabra en la resolución de los conflictos.

El presente acuerdo se encuadra en el siguiente marco normativo:

  • Constituciones Nacional y Provincial
  • Convención sobre los derechos del niños 3 – ONU A.G.Res 44/25 Doc. A/44/49(1989)
  • Ley contra la discriminación Ley 23.592 Actos Discriminatorios. Decreto 1086/2005.
  • Hacia un Plan Contra la Discriminación. L. D.
  • Ley de Protección Integral de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes (Nº 26.061) (LPD)
  • Ley de Educación Nacional (Nº 26.206) (LEN)
  • Lineamientos Políticos y Estratégicos de la Educación Secundaria Obligatoria (CFE Nº 84/09) (CFE)
  • Orientación Para la Organización Pedagógica e Institucional de la Educación Secundaria Obligatoria. Res CFE Nº93/09.
  • Reglamento General de Escuelas de Enseñanza Media.

CUERPO NORMATIVO

Pensamos la escuela como un espacio privilegiado para promover la convivencia democrática, partiendo de la base de que todos los miembros han elegido libremente formar parte de la misma. Por eso esperamos que alumnos, padres y docentes se impliquen activamente en el aprendizaje y la enseñanza participando, cuestionando y pensando crítica y creativamente. Deseamos construir en conjunto una comunidad educativa participativa, comprometida con la realidad social, abierta a los cambios, en función del crecimiento intelectual y afectivo de los alumnos.

La libertad responsable es uno de los valores que atraviesa a la escuela. Entendiendo que todo accionar tiene efectos y es necesario hacerse responsable de las consecuencias de los actos que protagonizamos, promovemos desde la institución el siguiente cuerpo normativo:

  1. Entendemos a la palabra como medio fundamental para la resolución de conflictos. De modo tal que en esta escuela se favorecerán los espacios de diálogo que privilegien el respeto hacia todos los miembros de la comunidad educativa. Frente a las situaciones no deseadas, que se presenten, se impone reflexionar acerca de las consecuencias y gestar acciones reparadoras que impliquen un cambio de actitud.
  2. La enseñanza y el aprendizaje es la ocupación central de la escuela que pone de manifiesto la esencia del trabajo docente. Como consecuencia es necesario respetar el desarrollo de las clases siendo puntuales, tanto docentes como alumnos en el tiempo de inicio y finalización, preparando profesionalmente las clases, y cumpliendo con las tareas solicitadas y evitando cualquier tipo de disrupciones y las interferencias ocasionadas por el uso de telefonía celular y objetos que no formen parte del material didáctico pertinente.
  3. Pretendemos contribuir a la formación de ciudadanos responsables en su trabajo y honestos intelectualmente, por esto no se aceptará ninguna forma de plagio en la presentación de trabajos o de evaluaciones.
  4. La comunicación entre escuela y familia es esencial para construir una comunidad educativa. El cuaderno de comunicados es el instrumento de comunicación que tenemos con la familia, siendo obligación cuidarlo y contar con el mismo todos los días.
  5. En nuestra escuela propiciamos alcanzar un buen clima de trabajo y respeto por el otro, para lograrlo es necesario una participación respetuosa en todas las actividades, especialmente en los actos escolares y en las salidas educativas.
  6. La escuela es una construcción colectiva, por ello alentamos la participación de todos los miembros de la comunidad educativa en la elaboración, puesta en marcha y evaluación de los proyectos institucionales.
  7. Los símbolos dan cuenta de la pertenencia institucional, el logo de la escuela, sus colores y el diseño del uniforme fueron elegidos por los estudiantes democráticamente, por ello acordamos usar el uniforme de clases y de Educación Física, todos los días, limpio y prolijo.
  8. Respetar el ambiente de trabajo implica cuidar la limpieza de todos los espacios compartidos: aulas, biblioteca, gabinete de computación, laboratorio, patios, baños, cantina, Campo de Deportes, por eso es necesario no generar basura y fundamentalmente, colaborar con el trabajo de mantenimiento a cargo del personal de Maestranza.
  9. El equipamiento y el mobiliario escolar son necesarios para el desarrollo de la clases y facilitadores del aprendizaje, por lo que deben ser utilizados correctamente, cuidados por todos y hacerse responsable de la reparación si se causa algún daño.
  10. Consideramos que en la escuela se debe estimular la convivencia armónica para favorecer el clima de la clase, por eso no justificaremos los malos tratos, faltas de respeto y agresiones físicas y síquicas.
  11. Cumplir puntualmente con los plazos de entrega de documentación requerida: notificación de comunicaciones a los padres, autorizaciones, trabajos prácticos o informes, etc. por parte de los alumnos y certificados, evaluaciones, planificaciones, proyectos, etc., de parte de los profesores, es una forma de respetar al otro y mostrar compromiso con la función que se está desempeñando.
  12. El cuidado de la vida es un valor fundamental. Por ello en nuestra escuela nos comprometemos con proyectos relacionados con la salud, la prevención y la seguridad.

LAS SANCIONES

Las sanciones tienen como finalidad la modificación o cambio de conductas objetables, son instrumentos para que la persona recapacite sobre la conducta que viene desarrollando. Además, deben garantizar el valor de la justicia y favorecer el diálogo, el análisis y la reflexión propiciando la reparación del daño moral, físico o material a fin de internalizar el sentido de la responsabilidad.

La intencionalidad de la aplicación de sanciones es de carácter educativo, por lo que los criterios de gradualidad y proporcionalidad serán fundamentales.

Las sanciones graduadas en función de la recurrencia y la gravedad de la falta podrán consistir en:

  • Advertencias, llamado de atención oral
  • Reflexiones individuales y/o grupales
  • Apercibimiento oral
  • Acciones reparatorias
  • Apercibimiento escrito
  • Amonestaciones: se aplicarán a los alumnos en cantidad progresiva en forma proporcional a la gravedad de la falta cometida
  • Condicionalidad de la Matrícula

Se considerarán faltas leves:

  • No cumplir con los plazos y formas de entrega de documentación entregada por los preceptores para notificación de los padres o exigida por la secretaría para archivo en los legajos de los alumnos: certificados, ficha médica, cuaderno de comunicados, libreta, sanciones etc.
  • Usar vocabulario o realizar gestos inadecuados.
  • Tener conductas de indisciplina que interfieran en el desarrollo de la clase, actos o actividades de esparcimiento.
  • No asistir con el uniforme de clases y/o de educación física en buenas condiciones.
  • No respetar las pautas de funcionamiento de Biblioteca y del Gabinete de Computación.

Ante dichas faltas se tomarán las siguientes medidas:

  1. Advertencias, llamado de atención oral.
  2. Reflexiones individuales y/o grupales.
  3. Apercibimientos

Se considerarán faltas graves:

  • Dañar o sustraer materiales de la Institución o de cualquier miembro de la comunidad educativa
  • Manipular el celular y aparatos electrónicos u otros materiales que no sean pertinentes a la asignatura, durante el desarrollo de la clase
  • Adulterar o extraviar documentación escolar
  • Utilizar las redes sociales virtuales de forma irresponsable que impliquen situaciones amenazantes y/u ofensivas, comportamientos impropios, videos, etc., que involucren a la Institución o a miembros de la comunidad educativa.
  • Introducir o consumir sustancias tóxicas.
  • Faltas de respeto a cualquier miembro de la comunidad educativa.
  • Copiar en las evaluaciones
  • Reincidir en faltas leves

Ante dichas faltas se tomarán las siguientes medidas:

  1. Citación a los padres toda vez que sea necesario.
  2. Acta de Compromiso suscrita por los padres y el alumno.
  3. Acciones reparatorias (consistirá en un acto concreto de parte del estudiante destinado a restablecer las cosas al estado anterior al hecho, reflexionar sobre su actitud y conducta futura)
  4. Aplicación de amonestaciones, de acuerdo a la complejidad de la falta cometida.

Se considerarán faltas muy graves:

  • Involucrarse en situaciones que atañen a la privacidad propia o ajena en el ámbito de la escuela
  • Retirarse del Establecimiento sin autorización.
  • Conductas de violencia física, verbal, psicológica y/o de discriminación.
  • Comportamiento inadecuado y faltas de disciplina durante las salidas escolares y viajes educativos.
  • Reincidir en faltas graves.

Ante dichas faltas se tomarán las siguientes medidas:

  1. Condicionalidad de Matrícula suscrita por los padres y el alumno.
  2. Aplicación de amonestaciones, de acuerdo a la complejidad de la falta cometida.
  3. Acciones reparatorias (consistirá en un acto concreto de parte del estudiante destinado a restablecer las cosas al estado anterior al hecho, reflexionar sobre su actitud y conducta futura).

Más allá de la clasificación acordada, las medidas se tomaran de acuerdo al alcance y las consecuencias que haya tenido el hecho en cuestión.

La aplicación de estas medidas, estará a cargo del Equipo Directivo y del Consejo Escolar de Convivencia y la decisión última quedará siempre reservada a la autoridad máxima de la escuela, habiendo pasado antes por la instancia de la escucha, debate, y consulta.

Las faltas de disciplina del personal docente, según su carácter y gravedad, serán sancionadas de acuerdo al Estatuto de la Docencia Media y Superior. Decreto Ley 214/E/63 y Resolución Interna 01/04.

PROCESO DE APLICACIÓN

Para sostener el AEC es esencial darlo a conocer a todos los miembros de la comunidad escolar para analizarlo y cuestionarlo, generando la apropiación de los valores y normas que en él se proponen.

Se prevé la constitución del Consejo de Convivencia Escolar integrado por la dirección, profesores y alumnos a los fines de analizar las situaciones disciplinarias que impliquen faltas al presente acuerdo de convivencia.

Se prevé asimismo la revisión periódica (anual) del AEC con el Equipo Directivo y el Grupo de Asesoramiento Departamental, integrado por los jefes de departamento de materias afines.